La Iglesia

 
    Su Historia     El Órgano
    La Arquitectura     Las Esculturas
    Los Vitrales     El Reloj
               
 
Su Historia
 

Este templo fue erigido a la memoria de doña Felicitas Guerrero de Alzaga, “la mujer más hermosa de toda la Republica”, al decir del poeta Carlos Guido Spano.

Doña Felicitas se había casado con don Martín de Alzaga, descendiente del español fusilado por los patriotas en 1812, quedando viuda a los 26 años. En enero de 1872, estando en vísperas de contraer nuevas nupcias con Samuel Sáenz Valiente, se presentó en la quinta de sus padres, situada donde hoy se alaza la capilla, Enrique Ocampo, un joven hijo de distinguida familia y pretendiente a la mano de la viuda, y con el pretexto de devolver a ésta personalmente las cartas que conservaba de sus cortos amores con ella, obtuvo una entrevista, y al encontrarse frente a doña Felicitas la hirió mortalmente, suicidándose él inmediatamente con la misma pistola.

Doña Felicitas falleció al día siguiente, 30 de enero, y en su memoria sus padres hicieron construir la capilla en el mismo lugar donde la mataron.

 

La construcción de la misma fue obra del arquitecto Ernesto Bunge. No posee un estilo definido, aunque la fachada ostenta reminiscencias neogóticas y neorrománicas. Elementos que se repiten en su interior.

La capilla impresiona por la originalidad de sus líneas, la esbeltez de sus torres y las marmóreas figuras de ángeles dispuestas con simetría. En el vestíbulo se encuentran dos blancas estatuas de mármol de Carrara. Una a la derecha, representa al yerno de los donantes: es un caballero de pie y en el pedestal lleva la siguiente inscripción: “Martín de Alzaga. Marzo 17 de 1870”. La segunda, a la izquierda, muestra una madre con su hijo y en el pedestal se lee: “Felicitas G. de Alzaga. Octubre 3 de 1869”. Recordemos que Felicitas tuvo un hijo –Félix- que murió a los 6 años.

 

El interior del templo es de una sola nave con crucero y cúpula. Este interior llama la atención por la riqueza de su decorado, el que se basa en una bien lograda combinación de mármoles, estucos y pinturas de mérito. La bóveda del crucero ha sido decorada con escenas simbólicas en las que resaltan los dorados. El altar mayor, los laterales y el púlpito son de mampostería policromada. Las seis figuras adosadas a las paredes de la nave representan santos y doctores de la Iglesia, son imágenes fundidas, de una aleación me metálica.

El interior de la capilla posee tres altares: en el Altar Mayor está la imagen de Nuestra Señora del rosario; en el lateral izquierdo la imagen de Santa Felicitas, mártir que fue sacrificada junto con sus hijos. En el lateral derecho se halla la imagen de San Martín de Tours, patrono de la Ciudad de Buenos Aires. Los vitrales son de origen francés y el piso, de mosaicos españoles.

Las lámparas del templo, con numerosos caireles de cristal, aún conservan sus tubos de gas de carburo. Algunas de estas lámparas son de estilo bizantino.

Atrás de la iglesia de Santa Felicitas se conserva la capilla original de la quinta familiar donde estuvo sepultada Felicitas, bajo el Altar Mayor, ámbito que actualmente es la sacristía del templo.

En este lugar hay un importante cuadro con la figura del Papa Pío XII, quién siendo cardenal Eugenio Pacelli, visitó la ciudad de Buenos Aires en 1934 y rezó en Santa Felicitas.

En la sacristía pueden verse los bustos de los donantes.

Santa Felicitas fue abierta al culto el 30 de enero de 1876, en ocasión de cumplirse el cuarto aniversario de la trágica muerte de la señora de Alzaga.

En los jardines aledaños existe una reproducción de la Gruta de Lourdes, obra dirigida por el ingeniero G. Kreutzer. Fue inaugurada el 8 de diciembre de 1898, las esculturas se deben al artista italiano Juan Bellotti.

 

El templo fue cedido a la ex Municipalidad de Buenos Aires en agosto de 1983. De su atención se encargó a las religiosas de la Congregación de los Ángeles Custodios hasta hacer unos el años 199X.

Desde 1994 el templo dejó de funcionar al culto público, ya que era necesarias obras de conservación e infraestructura.

Al asumir el gobierno de la Ciudad de Buenos Aires el Dr. Fernando De la Rúa, las obras se encontraban demoradas y se carecía de fecha para su inauguración. El Jefe de Gobierno decidió su inmediata puesta en valor a través de distintas etapas.

La primera etapa de las obras de restauración se concretaron el 25 de diciembre de 1996, con la reinauguración en solemne misa de Navidad oficiada por Monseñor Héctor Aguer, a la que asistió el Dr. Fernando De la Rúa.

 

Volver al sumario

La Arquitectura
 

Valoración

Es el edificio de influencia alemana más importante en la ciudad de Buenos Aires y en el país.

Es obra paradigmática del estilo neorrománico alemán.

Es la pieza más notable fuera de Alemania de la cultura arquitectónica que acompañara la reunificación de ese país y se identificara en la iniciación del época “Bismarchiana”.

Es la obra culminante y consagratoria dentro de la producción del Arq. Ernesto Bunge, fundador de la sociedad Central de Arquitectos, figura señera dentro de la profesión en el país y en el extranjero.

Es una obra que marcó rumbos en la redefinición de la estética de la arquitectura argentina.

Es un testimonio único de la arquitectura religiosa del último cuarto de siglo XIX en el país por sus cualidades compositivas y de diseño, por su unidad estilística, por la incorporación de inéditos componentes decorativos, como vitrales con iluminación a gas en ambos altares y otros distintos; por ser evidencia única de los sistemas constructivos y decorativos utilizados en Buenos Aires en el período, que han llegado casi íntegros hasta hoy.

En Buenos Aires, del 31 de agosto al 3 de septiembre de 1999, la Secretaría de Cultura del Gobierno de la ciudad de Buenos Aires realizó una conferencia internacional “La Cultura Arquitectónica hacia 1900” a la que asistieron trescientos arquitectos de todo el mundo. Un grupo de esos arquitectos entre los que se contaban alemanes, ingleses, franceses, españoles, estadounidenses y belgas, como así también un arquitecto hindú visitaron este templo de Santa Felicitas y consideraron que: “El templo de Santa Felicitas es único en el mundo, como testimonio del estilo neorrománico propugnado a partir de 1870, con la instauración del imperio alemán.” (ver publicación del diario La Nación del 14 de septiembre de 1999, página 139)

Estoa especialistas son: el alemán Winfried Herdinger, el belga Fos Vandenbruden y el catedrático de la Universidad de Canmbridge David Watkin.

 

Biografía de Ernesto Bunge

Ernesto Bunge nace en Buenos Aires el 12 de diciembre de 1839, su padre Carlos A gusto Bunge nació en Remscheid en enero de 1804 y murió en buenos Aires el 2 de enero de 1849. Fue Cónsul General y Encargado de Negocios de Prusia en Buenos Aires.

Ernesto Bunge va a Alemania a estudiar. Después de sus estudios secundarios, ingresa en la Real Academia de Arquitectura de Berlín, donde obtiene el título de arquitecto.

Sigue también los cursos de la Real xxxxxx xxxxxxx (Escuela de Artes) en xxxxxxx , sobre el Rin.

Ya diplomado ingresa en Berlín al estudio de los afamados arquitectos Gropius y Schmieden y trabaja con ellos cinco años.

En 1867 se presenta a un concurso de proyectos para un hospicio de insanos en xxxxxx xxxxxx obteniendo el primer premio.

Regresa a Buenos Aires en 1869.

El 9 de septiembre de 1878 el Decano de la Facultad de Matemáticas expide a su favor el título de arquitecto argentino.

El 18 de mayo de 1886 con un grupo de profesionales funda la “Sociedad Central de Arquitectos”, en Buenos Aires, de la que es su primer presidente, hasta su muerte.

Fue autor y director de la construcción del edificio de la Penitenciaria de Buenos Aires (calle Las Heras).(1) de las Cárceles de Dolores y San Nicolás, de la Iglesia Santa Felicitas (Isabel la Católica 520, en Buenos Aires); de la Escuela Normal de Mujeres, manzana entre las calles Córdoba, Riobamba, Paraguay y Ayacucho) y de varios asilos para La Sociedad Damas de Caridad, asilos maternales y planos del Hospital de Niños.

Gran número de residencias particulares, citásemos las de las familias Pereyra, Cobo, Chas, Leloi, Lezica, Ayerza, Borrego, Guerrero, Pacheco, entre otros.

Fue durante muchos años académico de la Facultad de Ingeniería de la que había sido uno de los fundadores; corresponsal de importantes revistas científicas de Europa.

Fue el primer arquitecto que introdujo en Buenos Aires, la edificación que llamaremos moderna.


(1)
  cuyos planos fueron muy alabados en Alemania, donde llamaron la atención por las importantes innovaciones que introdujeron en esta clase de construcciones

 

Volver al sumario

Los Vitrales
 

El templo cuenta con doce vitrales de gran tamaño distribuidos en la nave principal y en los laterales de los tres altares que conforman el crucero. Asimismo los vitrales forman parte de los mismos altares, construidos en mampostería policromada.

La originalidad consiste en que constan de un nicho principal con una imagen de madera tallada y policromada y con dos vitrales laterales iluminadas por detrás con picas de gas de carburo.

Detrás de los grupos escultóricos que rematan la terminación de cada altar, se encuentran otros vitrales de rosetón. La antesacristía y la sacristía cuentan con vitrales más sencillos y sin mayores representaciones.

Ubicación e identidad de los vitrales

Al entrar al templo sobre el plano derecho encontramos los vitrales de San Roque, San José, El Salvador, Santa Catalina, San Antonio, San Luis, San Martín de Tours y el Mendigo, San Martín y la encima.

Sobre el franco izquierdo San Enríquez, San Jorge, San Felipe, Nuestra Señora de Guadalupe, el juez y Santa Felicitas, San Carlos y Santa Felicitas; y Santa Felicitas y los siete hijos.

En el altar mayor la Anunciación de la Virgen y la Visitación; en el vano de dicho altar Santa Gertrudis y Santa Elena.

En el vano del alta de Santa Felicitas, Santa Cristina y Santa Teresa y en el vano del altar de San Martín de Tours, Santa Matilde y Santa Ludmila.

 

Sectores

(T) Torre

(N) Nave

(C) Crucero

(ASM) Altar San Martín

(ASF) Alta Santa Felicitas

(AVM) Alta de la Virgen María

(S) Sacristía

(AC) Antigua capilla

 

 

Ubicación

1 - San José y San Roque

2 - Santa Catalina y El Salvador

3 - San Luis y San Antonio

4 - San Martín de Tours y el mendigo

SM - Santas Ludmila y Mathilde

5 -San Martín y la encina

6 - La Visitación y el "Magnificat"

VM - Santas Elena y Gertrudis

7 - La Anunciación

8 - Santa Felicitas y sus 7 hijos

SF - Santas Theresia y Christina

9 - Santa Felicitas

10 - San Carlos y El acusador y la santa

11 - Ntra. Sra. de Guadalupe y San Félix

12 - San Jorge y San Enrique

 

Volver al sumario

 
El Órgano
 

Esta iglesia posee un órgano de fabricado por la firma Walter de Alemania en el año 1873, procedencia: Ludwigsburg (Württerbers)

Consta de 14 registros, que dan lugar a un total de 783 tubos sonoros.

La consola, que es el lugar desde donde se activan los registros y las notas es de carácter puramente mecánico.

La misma posee dos teclados manuales de 54 notas cada uno, y un teclado de pedal o pedalera de 27 notas.

Este órgano posee aún las dos bombas de aire accionadas a mano originales, si bien el uso normal actual es de un motor ventilador eléctrico.

El instrumento en su totalidad esta conformado por materiales nobles, los cuales han perdurado en el tiempo ( marfil y ébano en los teclados, estaño-plomo y madera de abeto en los tubos; roble y abeto en las secretas y porcelana y dorados en los xxxxxxx de registros).

Ha sido restaurado, en el año 2002, por los representantes en Buenos Aires de la firma Walcker, los organeros Carlos Amadini y Juan Weinchold.

Volver al sumario

 
Las Esculturas
 
 

Volver al sumario

 
El Reloj
 

Restauración del Carrillón

El carrillón de la iglesia fue fabricado en 1873 por la empresa británica John Moore & Sons de Clerkenwell. Debido al intenso deterioro y a la pérdida de piezas originales que no se podían reproducir localmente, el mecanismo dejó de funcionar.

La embajada quiso colaborar para devolver vida a esta magnífica pieza de relojería y eligió a la firma John Simita & Sons, miembro del Smith of Derby Clock Group. El reloj del campanario de la Catedral de Salisbury, considerado el más antiguo del mundo aún en funcionamiento, fue reparado por este empresa.

Así, el carrillón inició el camino hacia su completa restauración gracias a los siguientes colaboradores que hicieron esto posible: The Corporation of the City of London, MetroGas, Zurcí Cía de Seguros, British Airways, Liftvans Internacional.

Volver al sumario

 
 
Volver al inicio

Isabel la Católica 520 - C1268ACI Ciudad Autónoma de Buenos Aires
Teléfono: 4301-1964 - Correo electrónico: secretaria@santafelicitas.org.ar
www.santafelicitas.org.ar